Rutas a la Carta: Castillo de Santa Florentina

El castillo de Santa Florentina es un antiguo edificio medieval del siglo XI situado en Canet de Mar), y está edificado sobre la planta de una antigua fortificación romana. En el siglo XVI, pasó a manos de Dimas Muntaner, cuya familia lo regentó hasta el cambio de propiedad a favor de la familia Capmany, propietarios del castillo en la actualidad.

Castillo-de-Santa-Florentina-1

En 1908 fue sede de estancia de Alfonso XIII, que concedió a Ramon de Montaner i Vila el título de conde de Canet. En 1910, fue ampliado y reformado con una excelente restauración modernista obra del gran arquitecto Domènech i Montaner para un miembro de su propia familia. Su fachada contiene unas gárgolas realizadas por el escultor Carles Flotats i Galtés.

El proyecto final se define como una residencia palacio con toques medievales y románticos de castillo en armonía con un estético y creativo lenguaje modernista. Esta reforma inspirada en elementos medievales, modernistas y neogóticos le dio mayor renombre al Castillo de Santa Florentina que fue calificada por la prestigiosa revista Architectural Digest como una de las “casas más bellas del mundo”.

castell-de-santaflorentina

La denominación Castell de Santa Florentina reúne la herencia de la reliquia traída desde Roma por Ferrer de Canet como presente y protección entregada por el Papa Benedicto XII y el recuerdo de la esposa de Ramón de Montaner, Florentina Malatto Suriñach.

En resumen el castillo de Santa Florentina es uno de aquellos castillos que nos hace pensar en las óperas de Wagner.  Fue una de los escenarios elegidos para rodar la popular serie Juego de Tronos representando Colina Cuerno, hogar de la Casa Tarly, familia de Samwell Tarly, además de ser centro habitual para los conciertos de verano.